Homeopatía

Es un método terapéutico natural que aplica clínicamente la ley de similitud utilizando sustancias en dosis infinitesimales, es decir las mismas sustancias que provocan un mal lo pueden curar cuando se administran en pequeñas dosis.

 

Desarrollada por Samuel Hanhemman (1775-1843), se fundamenta en usar proporciones infinitesimales de un patógeno que en dosis normales provocaría una enfermedad. El preparado homeopático se realiza diluyendo el patógeno sucesivamente hasta obtener
la concentración deseada. Se supone que cuanto más diluida está la mezcla, más efectivo será.

A determinadas concentraciones ya no es posible siquiera encontrarmoléculas del patógeno inicial.

 

 

La forma más habitual de preparación de una dilución homeopática: 1 ml de la sustancia original (“tintura madre”) se mezcla con 99 ml de agua. Se agita el preparado y se obtiene una dilución de 1 CH (Centesimal de Hahnemann).

A continuación, se extrae 1 ml de este producto y se repite la operación; así se consigue una dilución de 2 CH. Y así sucesivamente.

La homeopatía se puede emplear sin ningún riesgo en embarazadas, niños y ancianos; además cada vez tiene un papel más relevante en el tratamiento de las enfermedades crónicas, así como en el botiquín habitual de muchos hogares.